top of page

Jerez: ¿y tu barrera cutánea?

Así es…

Empecemos por explicar brevemente cuáles son las diferentes capas de la piel. La capa superior, intermedia e inferior tienen distintas funciones. La capa superior de la piel se llama epidermis y en ella se encuentra la barrera cutánea (o barrera de hidratación).

¿su función?

Básicamente, la barrera cutánea ayuda a evitar que entre lo malo (como elementos irritantes o contaminación) y a prevenir que salga lo bueno (el agua y los aceites). Las se unen con los lípidos y proteínas para crear un muro (la barrera).

La tuya está sana si…

-Sueles tenerla suave y libre de descamación.

-Sientes la piel calmada después de usar limpiadores y productos suaves que no contienen ingredientes irritantes.

-No sueles padecer de piel tirante, picazón ni tener reacciones desagradables. Una piel tranquila es señal de salud.

Síntomas de que va mal…

-Sientes que tu piel está irritada, ya que está enrojecida, seca y con descamación.

-De repente, tu piel comienza a reaccionar de manera diferente a tu rutina de cuidado habitual.

-Te notas la piel quemada o con picazón incluso cuando usas productos suaves o que siempre habías podido usar sin problema.

-Sufres de brotes de granos y parece que tu piel se irrita todavía más después de usar productos para acabar con ellos.

Factores dañinos…

La pérdida de agua transepidérmica reduce la capacidad de la piel de almacenar la humedad: el clima seco, los limpiadores agresivos, tu tipo de piel, etc.

-La exfoliación excesiva y el uso de limpiadores que contienen surfactantes pueden eliminar parte de los aceites naturales de la capa más superficial de la piel.

-La radiación UV, la temperatura, el estrés y la contaminación.

Consejos

-El ciclo de renovación de la piel es de entre 21 y 28 días, así que asegúrate de darle a tu barrera cutánea al menos un mes de descanso si quieres que mejore.

-Los aceites limpiadores son una muy buena opción para limpiar la piel suavemente a diario.

-Añade productos hidratantes a tu rutina para ayudarte a recuperar el equilibrio.

-Usa un protector solar de amplio espectro todos los días.

-Introduce el ácido hialurónico en tu rutina.



Entradas recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page